COMUNIDAD

Red Uno Bolivia. – Familiares y amigos de Fernandito José Suarez Eguez, velan el cuerpo del menor en su domicilio en la ciudad de Montero al norte de la Santa Cruz, donde todos lo recuerdan como una buena persona y un buen amigo que luchó mucho por su vida, a pesar de la enfermedad que padecía. Los familiares agradecen a todas las personas que le brindaron su ayuda.

Uno de los deseos del adolescente era poder reencontrarse con su madre y se cumplió, otro pedido que dejó para que sus familiares transmitan a las autoridades de salud, es que puedan atender y ayudar a otros niños que tienen la enfermedad que acabo con su vida, en el hospital Oncológico donde él fue asistido.

Ahora piden a las autoridades correspondientes que le puedan ayudar a la mamá para que ella se pueda quedar en Bolivia, recordemos que ella llegó a ver a su hijo gracias a una medida de excepción por una sanción con la justicia en Argentina.

Te puede interesar: Reencuentro: Paga condena por traficar droga para tratamiento de su hijo con cáncer

Compártelo en redes sociales