COMUNIDAD

Red Uno Bolivia.- Miles de bolivianos recordaron a sus seres queridos muertos y les rindieron honor al visitar sus tumbas desde el jueves (1 de noviembre) al comienzo del Día de Todos los Santos, y este viernes día de los Difuntos, por lo que las visitas a los cementerios se incrementan en estas fechas como ningún otro día del año.

Los visitantes ofrecen todo tipo de ofrendas a sus muertos: Algunos llevan flores, velas y, a veces, comida y bebidas a las tumbas de sus seres queridos como una manera de rendir tributo de la manera en que acostumbraban a celebrar la vida cuando aún no habían partido de este plano.

Vine aquí para ver a mi papá para que no se sienta solo, para asegurarme de que sepa que su hija está aquí y que lo quiero mucho y que vine hoy para que no se sienta solo“, dijo Yola Aruquipa llorando en la tumba de su padre.

Los visitantes de un cementerio en La Paz comenzaron su visita limpiando las tumbas de los seres queridos que están enterrados en la ciudad capital. Mientras tanto, en un cementerio municipal cercano, los miembros de la familia depositaron flores en la tumba y los músicos le dan un toque romántico al ambiente de por sí lúgubre.

Los visitantes del jueves dijeron a Reuters que fue un día de conmemoración y que la celebración fue una forma de demostrar a sus seres queridos que no están solos.

También le puede interesar: Cementerio General promueve el “Paseo nocturno con las almas”

Compártelo en redes sociales