COMUNIDAD

Red Uno de Bolivia.- Luego que esta mañana un grupo de efectivos policiales restringieran el paso de ciudadanos y activistas del 21F hasta la Plaza 24 de Septiembre por las efemérides cruceñas, el gobernador Rubén Costas manifestó que tras conocer el hecho expresó su malestar al ministro de Gobierno, Carlos Romero, por coartar el ingreso al pueblo.

Costas manifestó que ninguna autoridad puede quitar el derecho del pueblo a manifestarse en un acto público, puesto que se trata de la defensa de la democracia, de los resultados del 21 de febrero de 2016 y de la Constitución Política del Estado. 

El grito Bolivia Dijo No es imparable, como es imparable este pueblo que lucha por democracia, por justicia social. Quiero decirles que nunca abandonen ese espíritu de lucha, de bravío, pero hagámoslo siempre pacíficamente para que no tengan pretexto de volver hacer sus perversidades”, afirmó. 

Te puede interesar: García Linera se equivoca en una multiplicación ante jóvenes y las críticas no se dejaron esperar

En los actos protocolares, pobladores y activistas protestaron en la plaza principal con el grito ‘Bolivia Dijo No’ cuando el vicepresidente Álvaro García Linera saludaba oficialmente al Colegio Militar de Aviación y luego al saludar a las autoridades locales. 

 

Compártelo en redes sociales