COMUNIDAD

Red Uno Bolivia.- Gisells Ríos Sosa de 13 años comenzó sintiendo un dolor de estómago tan intenso que debió ser trasladada por sus padres hasta la Caja Nacional de Yacuiba donde le diagnosticaron que tenía un cuadro de apendicitis, por lo que la ingresaron a quirófano para realizarse una intervención quirúrgica de la cual no ha vuelto a despertar.

La niña cursaba primero de secundaria, era “la mejor alumna de su colegio y fue campeona de fútbol femenino escolar en los juegos plurinacionales de Yacuiba”, dijo su acongojado padre, Roberto Ríos.

“Ha revisado la anestesióloga a mi hija y tenía la garganta inflamada, algo que le explicamos, que ella siempre fue propensa a los resfríos porque tenía problemas en sus amígdalas, por los que nos recomendaron no hacerle la cirugía laparoscópica” dijo el padre de la menor.

Ríos denunció negligencia médica por parte del equipo al cual acusa a los médicos de haberle realizado ambos tipos de cirugía a la menor, tanto la laparoscópica y la quirúrgica, y apunta como responsables al equipo que intervino a la niña, encabezado por el doctor Ruddy Murmerez Guerrero.

La adolescente se encuentra en estado vegetal hospitalizada en la Caja Nacional de Salud. El padre es albañil y su madre recién egresó en  la carrera de docente, y señalan que deben dejar a su hija menor al cuidado de su tía y lamentan que nadie se ha responsabilizado de los gastos y mucho menos del estado de salud de la menor.

Para cualquier ayuda que pueda brindar a esta familia de escasos recursos, comuníquese al siguiente número 77731313.

Compártelo en redes sociales