COMUNIDAD

Red Uno Bolivia.- Bailarines derrocharon alegría y devoción en la Entrada Folklórica de Urcupiña, coloridos trajes llamaron la atención por el diseño e innovación de los artesanos, los distintos ritmos animaron a los espectadores en los cuatro kilómetros de recorrido. No podía faltar la belleza de las fraternas que a su paso robaron miradas.

Casi 50.000 mil danzarines de las 58 fraternidades del departamento participaron mostrando parte de nuestra cultura en la fastuosa entrada, las bandas fueron otro espectáculo aparte caracterizados con la picardía de sus pasos, 12.000 músicos acompañaron las distintas danzas.

También le puede interesar: Celebración y ruegos para la mamita de Cotoca en su festividad

El ingreso de las fraternidades se extendió hasta la media noche, y muchos de los bailarines ingresaron al Templo de San Ildefonso en Quillacollo de rodillas, agradeciendo los favores recibidos por la Virgen, siendo esto parte de una mezcla entre lo religioso y pagano.

Cualquier sacrificio vale la pena, uno baila con fe, mucha fe. Pido mucha salud que mantenga a mi familia unida y que bendiga a mi hijo, pues llegar a los pies de la Mamita de Urcupiña, es lo más grande”. Parte de los testimonios de los bailarines.

Lo negativo fue la cantidad de baches a lo largo del recorrido, que generaron la molestia de los asistentes porque tuvieron que esperan por varios minutos la llegada de las fraternidades. La intendencia realizó operativos acompañados de la policía, decomisaron bebidas alcohólicas que fueron echadas de los ante la molestia de los asistentes. Como ocurre todos los años, el excesivo consumo de bebidas alcohólicas en vía pública, pese al control es lo negativo en esta fiesta religiosa.

Después de la media noche se realizó un barrido donde más de 1.200 policías fueron desplegados en el recorrido junto al Grupo Delta, la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), Bomberos, defensoría y la Fuerza de Lucha contra la Violencia.

Los trabajadores de la empresa de la Empresa Municipal de Aseo de Quillacollo (EMAQ) salieron a las calles a recoger toneladas de basura, lamentable pese a las campañas que se realizaron, la gente no tomó consciencia.

Compártelo en redes sociales