COMUNIDAD

Red Uno de Bolivia.- Luego de una audiencia cautelar que inició aproximadamente a las 16:00 en el Hospital Obrero, la juez Décimo de instrucción Ana Gloria Rojas, determinó enviar a la cárcel de Palmasola con detención preventiva al médico Roger Moreno Buchón, quien extirpó un riñón sano por error al niño Sebastián Justiniano

El galeno acusado permanece internado en la unidad de terapia intensiva, lugar donde llegó una comitiva del Ministerio Público a la cabeza del fiscal José Parra, además de la juez que dio el veredicto. Mientras se desarrollaba la audiencia, en las afueras del nosocomio, permanecía un grupo de amigos y colegas del  médico para mostrarle su respaldo.

Anoche, la  Fiscalía formalizó la imputación por el delito penal de lesiones gravísimas y hoy pedirá su detención preventiva en la cárcel de Palmasola por riesgos de fuga y obstaculización de la investigación.

Te puede interesar: Padres de niños con cáncer piden tratamientos gratuitos y atención del Gobierno

La auditoría médica determinó que Roger Moreno no realizó una evaluación médica del menor, ni valoró  su estado; tampoco planificó  la intervención. Por lo que el documento concluye  que se encontraron indicios de responsabilidad en el galeno por inobservancia de protocolos.

El 5 de septiembre Sebastián Justiniano, de tres años y con cáncer, perdió sus dos riñones. Siete días después el médico que incurrió en el error de extirparle el órgano sano en vez del canceroso ha sido enviado a prisión. 

 
 

Compártelo en redes sociales