COMUNIDAD

Red Uno de Bolivia.- Cada vez son más los que no quieren perderse la celebración de esta fiesta y eso conlleva, irremediablemente, un aumento en las ventas: disfraces, caramelos y chucherías, artículos para hacer bromas y las calabazas rellenas de dulces.

El gasto en chocolates, galletas con forma de calavera y decoración se incrementa esta gestión frente al año pasado, se ha convertido en una nueva fecha que impulsa el consumo en los días previos.

Los locales de ocio tienen en el 31 de octubre una de sus mejores noches gracias a esas fiestas temáticas, donde ir disfrazado es casi una obligación. Una práctica que se extiende.

También te puede interesar: Invasión de zombis y espectros por Halloween

¿Truco o trato? Esta frase ya es repetida por cientos de niños en nuestro país el 31 de octubre. Halloween es la tercera fiesta más lucrativa del mundo en lo que a ventas se refiere.

Y Si estás buscando disfraces de Halloween, los centros de abasto de la ciudad tienen variedad de propuestas, no importa cuál sea tu talla y ni tampoco la temática hay una selección de disfraces entre divertidos y aterradores, todo al gusto del cliente. Convirtiendo esta fiesta en un “negocio de miedo”.

 

Compártelo en redes sociales