COMUNIDAD

Red Uno Bolivia.- Un edificio que fue construido con el propósito de alivianar los procesos judiciales hoy quedó chico. Se trata del Palacio de Justicia donde las largas colas perjudican a los usuarios que día a día llegan a los tribunales todos los días.

También le puede interesar: Gobernación entregó infraestructura policial en San Matías

La sede del Palacio de Justicia de 104 metros de altura y 24 pisos, fue edificado en 1996 años, fue inaugurado como Gigante de cristal y ahora, 22 años después de su apertura, no cumple con las condiciones necesarias para albergar los 197 jueces que deben dar respuesta a los más de 100 casos que reciben a diario.

El deterioro de la infraestructura impacta negativamente en el rendimiento de los funcionarios y interrumpe el acceso de los usuarios que deben ingresar a las diversas oficinas que integran el sistema judicial de Santa Cruz.

Los ascensores no sirven, sólo uno presta servicio y los funcionarios lamentan que a menudo llegan tarde a sus compromisos, así mismo, reclaman aquellas personas que deben entregar pesados expedientes, quienes a veces se ven en la obligación de buscar alternativas que les permitan trasladar los documentos sin ascensor.

Compártelo en redes sociales