COMUNIDAD

Red Uno de Bolivia. – La pediatra cirujana Isis Llápiz, rompió el silencio la tarde de este jueves, luego de ser acusada de negligencia médica por la familia del niño José Junior Vega (8) que falleció el 27 de octubre en el hospital de Niños Mario Ortiz por una perforación intestinal y sepsis. Aseguró que la muerte del menor se produjo no por su intervención, sino por una cirugía practicada anteriormente.

La profesional afirmó que la noche del 24 de octubre, ingresó a quirófano previo consentimiento de los padres de la familia del niño, intervención que duró al menos 1 hora, y que cumplió con el protocolo en cuanto al diagnóstico, tratamiento y medicamentos cuando se le detectó a la víctima peritonitis gangrenosa. 

Estoy con la conciencia tranquila, apenada por lo que está pasando porque mal que mal tengo una familia, tengo padre y madre que escuchan cada diez minutos que soy asesina. No tengo porqué esconderme”, dijo.

Te puede interesar: Familiares del niño Junior Vega responsabiliza a Llápiz por homicidio culposo

Llápiz indicó que la situación de José no debió complicarse, ya que su evolución era favorable, por lo que pidió a las autoridades judiciales investigar y determinar las causas de la muerte. 

Respecto al caso del niño Sebastián Justiniano, señaló que le afectó emocionalmente y por ello pidió su baja en el hospital de Niños.

“Yo no puedo juzgar a que la gente quieran que me suspenda, pero creo que no es correcto y justo que se me acuse sin ni siquiera (saber) la causa de muerte, expresó. 

Compártelo en redes sociales