COMUNIDAD

Red Uno Bolivia.- En el marco de la celebración del Día de los Difuntos el 1 de noviembre, las autoridades han dispuesto el cierre de las calles aledañas a los cementerios municipales de Santa Cruz de la Sierra, según Rolando Ribera, secretario municipal de Movilidad Urbana.

350 funcionarios pertenecientes a las secretarías de movilidad urbana de seguridad ciudadana y de espacios públicos de la Alcaldía, trabajarán en conjunto con la unidad de Tránsito de la Policía para desviar el tráfico de motorizados sobre todos en los cementerios más grande de la ciudad, como son el General, El Pajonal, La Cuchilla y Hamacas.

Añadió que una unidad municipal desplazará funcionarios a los cementerios privados que tienen gran afluencia de público.

También le puede interesar: “Todos Santos” una tradición que no muere

Compártelo en redes sociales