COMUNIDAD

Red Uno de Bolivia.- Momentos tensos y de zozobra pasó el alcalde Percy Fernández y su gabinete la mañana de este lunes, que fueron interceptados por un grupo de ciudadanos enardecidos que exigían respeto a los resultados del 21 de febrero de 2016 y una auditoría en los casos de las bandas para los ediles y los contratos con MAHS.

Cuando el burgomaestre cruceño y su equipo se retiraba de la misa en la catedral de la Basílica de San Lorenzo, un grupo de ciudadanos, que fueron sacados por la Policía del corazón de la Plaza 24 de Septiembre antes del izamiento de bandera, los interceptaron para abuchearlo y algunos para agredirlo.

Esa acción provocó que la gendarmería actúe de inmediato y se desate la pelea con los pobladores que también respondió con puñetes y patadas. 

Te puede interesar: García Linera se equivoca en una multiplicación ante jóvenes y las críticas no se dejaron esperar

El ambiente estaba más que tenso. Antes de ingresar al vehículo oficial ante el tumulto de personas, Percy recriminó a uno de los pobladores que le arrojó un objeto y que lo reprochaba. En ese lapso se formó una columna de gente, como una ‘calle de amargura‘ que aguardaba el paso del alcalde para un nuevo reproche.

Uno de las personas de la muchedumbre lanzó una piedra al motorizado donde se transportaba el alcalde junto a la presidenta del Concejo Municipal Angélica Sosa, mientras que otro sujeto arrojó un caballete de seguridad en el parachoques, lo que provocó otra gresca entre la gendarmería.

Mirá los momentos tensos que vivió el alcalde Fernández junto a su gabinete.

 

Compártelo en redes sociales