COMUNIDAD

Red Uno Bolivia.- Un gran drama familiar vive un adolescente de 14 años quien era apasionado por el fútbol, incluso le decían Chumacero en Montero por el talento que mostraba al practicar el deporte rey, pero el destino dio un revés a su vida y un cáncer le arrebató sus sueños.

El niño sufrió un golpe en la pierna derecha, y meses después en septiembre del 2017, le diagnosticaron un tumor maligno en ese lugar, por lo que debieron amputarle el miembro. Ante su situación económica tan precaria, su madre tomó una decisión desesperada: La mujer optó por el tráfico de sustancias prohibidas para poder cumplir con el tratamiento de su hijo, pero lo pagaría caro, ahora enfrenta una pena por narcotráfico en Argentina y las autoridades de ese país le han permitido volver con un permiso de 30 días para poder ver a su hijo, cuyo estado de salud ha empeorado significativamente, pues su enfermedad está en fase terminal, incluso necesita oxígeno para respirar.

Estuvo con su abuela, que lo llevaba al oncológico le hacían sus terapias, sus quimioterapias, pero no se pudo, hasta que le dijeron que tenían que amputarle la pierna… y él estaba decidido (el adolescente), porque no podía con ese dolor que tenía, que prefería que le cortaran la pierna”, relató su familiar Melanio Suárez.

Su madre pide ayuda económica a la población para poder contribuir a mejorar las condiciones en que se encuentra su joven hijo, quien padece la grave enfermedad. Para cualquier ayuda su familia ha puesto este número a disposición, celular 78153892.

También le puede interesar: Madres de niños con cáncer continúan exigiendo ley para combatirlo

Compártelo en redes sociales