COMUNIDAD

Red Uno de Bolivia. – El ministro de Gobierno, Carlos Romero, apeló a la conciencia del pueblo cruceño para que la determinación de los ocho comités cívicos en cuanto a llevar un paro nacional el 6 de diciembre en rechazo a la repostulación del presidente Evo Morales en las elecciones de 2019, no sea atendida y sea rechazada.

Aseguró que la convocatoria fracasará porque “una cosa es lo que vayan a desear y otra cosa es lo que efectivamente vayan a hacer, la actividad política de los comités cívicos no tendrá mayor incidencia, porque la actividad será normal en todos los ámbitos”

La convocatoria no debe ser atendida porque el país necesita seguir creciendo, industrializándose, expandiendo sus servicios a la población en vez de volver a la etapa de la obstrucción de la producción de la economía y del progreso boliviano”, aseveró.

Te puede interesar: Reynaldo Ezequiel: “A los del Comité Cívico no los elige el pueblo”

A pesar de la determinación cívica, Romero anunció que las protestas, cabildos, marchas y manifestaciones de los cívicos y plataformas ciudadanas serán respetados y garantizados, siempre y cuando se enmarquen en el ámbito democrático y no atenten los derechos de terceras personas.


Compártelo en redes sociales