COMUNIDAD

RedUnoBolivia.- Después de 20 días de recibir tratamiento en Bolivia, tras sufrir la extirpación de su riñón sano, el niño de tres años Sebastián Justiniano fue trasladado la madrugada de este martes al instituto de tratamiento de cáncer infantil (ITASE), en Sao Paulo Brasil, donde seguirá su tratamiento los meses que sean necesarios.

El niño partió desde el Aeropuerto Viru Viru para continuar el tratamiento de quimioterapia, acompañado por su padre quien declaró que pone la salud de su hijo “en  las manos de Dios”.

Vamos acompañados de dos médicos, un médico nefrólogo y un médico de terapia, y él no necesita nada excepcional, como por ejemplo usar oxígeno, él está respirando espontáneamente se alimenta por vía oral, está estable”, explicó el abogado de la familia, Felipe Hurtado.

Los costos de pasajes y de estadía de los que acompañan a Sebastián, fueron asumidos por el Gobierno nacional y el oncológico realizó la gestión con el Instituto, así lo dio a conocer Felipe Hurtado, abogado de la familia.

También le puede interesar: Niño recibe diálisis después de que le extrajeron su riñón sano en Santa Cruz

Compártelo en redes sociales