COMUNIDAD

Red Uno Bolivia.- Sobre el presunto caso de negligencia médica en el hospital San Juan de Dios, que derivó en la muerte de una joven, identificada como Katerine Habegger (23), el jefe de la auditoría médica del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Álvaro Guzmán, informó que la joven no continuó con el tratamiento luego que se le extrajeran tres molares.

La autoridad del Sedes, manifestó que por el momento no se puede determinar responsabilidad contra el doctor que atendió a la víctima, ya que la paciente desapareció entre el 5 y 18 de julio y no accedió a internarse en el nosocomio. 

En horas de la mañana, el director médico del Hospital San Juan de Dios, Marcelo Cuéllar, indicó de que se atendió a la joven por el servicio de consulta externa y que llegó con raíces de su molar en su encía producto de una extracción en otro establecimiento.

Te puede interesar: Sedes La Paz hará auditoria médica por polémica muerte de la embajadora de El Salvador

“No puedo decirte que existe responsabilidad. Es una paciente que acude con un problema dentario por dos raíces de muelas ya inexistentes, dos molares fracturados que se infectan posteriormente. Estas dos raíces fueron extraídas y han sido tratadas con antibióticos”, explicó Guzmán.

Por su parte el subcomandante de la Policía, coronel Igor Echegaray, indicó de que ya se aperturó de oficio la investigación en el Ministerio Público por los delitos de presunto homicidio y mala praxis. De acuerdo al informe, el profesional médico continúa desarrollando sus actividades normales hasta que se conozca el informe.

Compártelo en redes sociales