POLICIAL

Red Uno Bolivia.- Después de la explosión de un gasoducto de la Planta San Roque en la comunidad El Pelícano, cerca de Villamontes, el acceso a esta zona se encuentra restringido, ya que continúan los trabajos para intentar reparar el ducto que aún se encuentra encendido en llamas que se debe extinguir en su totalidad.

Dos viviendas quedaron completamente calcinadas, pero el resto de las casas y sus habitantes se encuentran fuera de peligro. Cristian Sánchez, funcionario de Seguridad Ciudadana Gobernación Tarija declaró que en 70 metros a la redonda del lugar donde se inició el fuego, “ya no queda nada, todo lo consumió el fuego”.

Red Uno de Bolivia pudo conversar con Mónica Caimani, una de las personas que resultó herida y sobrevivió a explosión milagrosamente porque se refugió en una alcantarilla junto a su nieto.

También le puede interesar: Cuatro heridos por explosión de ducto fueron trasladados a Santa Cruz

Compártelo en redes sociales