DEPORTES

Red Uno Bolivia.- Si bien el Portugal vs. España fue el partido del día en el Mundial Rusia 2018, no pocos esperaron con ansias al duelo entre las selecciones de Uruguay y Egipto, las cuales pertenecen al Grupo A. Este cotejo terminó 1-0 en favor de los charrúas.

La inasistencia de miles de fanáticos preocupa a la FIFA, quién ya abrió una investigación para determinar cuál sería la causa de ésta, ya que prácticamente todos los boletos de asientos estaban vendidos, sin embargo miles de butacas quedaron vacías durante el partido de Uruguay y Egipto en el estadio de Ekaterimburgo.

Este panorama se observó pese al atractivo de contar en el programa con Luis Suárez y Edinson Cavani por el lado charrúa y Mohamed Salah en el banquillo de los faraones. Las cabeceras asignadas para los egipcios de un lado y los uruguayos del otro se vieron prácticamente colmadas, con mayoría de egipcios, pero el resto de las butacas técnicamente eran para ciudadanos rusos.

Te puede interesar: Mundial Rusia 2018: Uruguay logra agónica victoria ante Egipto

 La FIFA ha asignado alrededor de 2,5 millones de entradas para la cita rusa que acaba el 15 de julio con la gran final en Moscú. Los rusos representaron el 46 por ciento de las ventas de boletos, con los estadounidenses liderando los países extranjeros con casi 90.000 billetes.

La victoria de los charrúas se dio en el minuto 89 con un cabezazo del central José María Giménez que ganó el salto a la defensa egipcia y metió un cabezazo que dejó sin reacción al portero.  Giménez se convirtió en el héroe del partido con su gol en los instantes finales, cuando todo parecía conducir al primer empate sin goles de esta edición de la Copa del Mundo, donde no pudo darse el esperado duelo entre Luis Suárez y Salah.

  

 

Compártelo en redes sociales