DEPORTES

Red Uno de Bolivia. – Con Carlos Lampe en el banco, Boca Juniors clasificó este miércoles a la final de la Copa Libertadores 2018 al empatar 2-2 con Palmeiras en un vibrante encuentro de semifinales disputado en Sao Paulo y se jugará el título contra sus archirrivales de River Plate en una decisión inédita para la mayor competición de clubes del continente.

El equipo ‘verde’ vio, además, como el VAR le anulaba un gol al inicio del partido por posición ilegal de Deyverson.

Protegidos por el 2-0 de la ida, los xeneizes fueron también los más rápidos en el Allianz Parque al adelantarse en el 17′ gracias a Ramón Ábila. Parecía entonces que la eliminatoria estaba sentenciada, pero el ‘Verdao’ despertó tras el descanso y arrancó la remontada en el 52 con el tanto de Luan, y después con Gustavo Gómez de penal en el 60.

Te puede interesar: La camiseta 28 de Boca Juniors será para Carlos Lampe

Hasta que volvió a aparecer Darío Benedetto. Recién salido del banco, el héroe de la ida para Boca aún tenía más munición y de un soberbio lanzamiento de fuera del área acabó con las esperanzas locales en el 69.

La final de la Copa Libertadores 2018 se definirá por primera vez con un doble superclásico argentino después que River Plate protagonizara el martes una remontada heróica ante Gremio, dejando fuera a los vigentes campeones.

Boca Juniors buscará ahora su séptimo título de Libertadores y River, el cuarto, en un Superclásico argentino inédito en una final del torneo continental.


Compártelo en redes sociales