DEPORTES 

Red Uno Bolivia.- En su llegada a México, Diego Armando Maradona ha causado una revolución total entre los aficionados al fútbol. Antes de ingresar al campo donde hizo su primera práctica con Dorados de Sinaloa, el astro argentino fue recibido como un héroe durante su conferencia que brindó en un hotel, ante más de 250 periodistas, cámaras y reporteros gráficos.

Bienvenido Diego, #HazlaDe10 Confiamos en ti, aquí no te criticamos, sólo te admiramos #HazLaDePezComoEnEl86. Porque el equipo y la afición somos de Primera“, es uno de los carteles que lo apoyan desde las gradas, posteriormente y mientras conversaba con el cuerpo técnico escucha “Maradona es más grande, es más grande que Pelé”, y sonríe con muchas ganas.

También te puede interesar: Maradona asegura que Evo Morales le ofreció dirigir a la selección boliviana

Pero mientras los futbolistas comienzan con los ejercicios físicos y un trote alrededor del campo de juego, la orquesta continúa sonando, con melodías similares a las utilizadas por los aficionados en la Argentina. Maradona se siente como en casa. Mientras dialoga con Luis Islas, su “segundo”, tal como lo definió en la conferencia de prensa, el Diez baila, hace palmas, gestos. Primero, en la mitad de campo, luego, en una de las áreas.

Vuelvo a sentir el perfume del pasto“, le dijo a sus íntimos cuando acordó su llegada a Culiacán. Y se baña en la fragancia en el estadio, lugar donde no solamente les indica lo que tienen que hacer, sino que se mete en las acciones como jugador por momentos marcando y en otros tomando contacto con el balón.

Los futbolistas no perdieron oportunidad y empezaron a hacer fila para retratar un momento único: el de la primera práctica de Diego Maradona como entrenador de Dorados de Sinaloa, en el país que lo vio consagrarse como estrella incandescente en el Mundial de 1986.

Compártelo en redes sociales