ECONOMÍA

Red Uno de Bolivia.- Tras la recomendación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) al Gobierno boliviano de consultar tanto con trabajadores y empleadores la fijación de incrementos salariales, el presidente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas (FEPC) de Cochabamba, Javier Bellott, señaló que el pago del doble aguinaldo amerita un diálogo tripartito, tomando en cuenta el crecimiento económico por regiones y la competitividad.

“No se pueden tomar decisiones unilaterales, porque el diálogo tripartito es el espíritu de lo que define el Convenio 131 de la OIT del que Bolivia es suscribiente. Un país demanda que se trabaje en forma conjunta, no es un tema que el Ministro de Economía quiera sentarse a dialogar solo con un sector y no con los otros. Bolivianos somos todos y cualquier acción que se quiera desarrollar tiene que ser con todos, por todos y para todos”, dijo Bellott.

Te puede interesar: Senador observa incertidumbre de YPFB por reservas de hidrocarburos

La OIT estableció que el sector privado fue excluido del proceso para fijar salarios, por lo que instó al Gobierno a realizar una consulta exhaustiva y de buena fe.

El Gobierno debió invertir en regiones donde el crecimiento no tuvo los mejores índices, como Cochabamba, donde hasta mediados de año se reportó un 2,5% de crecimiento”, puntualizó Bellot.

Por su parte el ministro de Trabajo, Héctor Hinojosa, rechazó hoy la posición de los Empresarios Privados de Bolivia que acusaron al Gobierno de incumplir el Convenio 131 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), referida a la negociación del incremento salarial.

Hinojosa dijo que si bien el convenio sugiere que debe haber consultas con los principales actores del marco social, no señala que debe ser tripartito, como interpretan los empresarios.

Compártelo en redes sociales