ECONOMÍA

Red Uno de Bolivia.-  La Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC) convocó a una reunión donde señaló que existen formularios incongruentes, observaciones de forma, montos de regalías, competencias para la fiscalización, aspectos que facilitan el comercio ilegal y fomento a la creación de cooperativas en la norma minera.

El presidente de la FEPC, Javier Bellott, indicó las sugerencias y recomendaciones para demostrar a las autoridades que lo que se necesita es facilitar el trabajo del sector minero, enfatizando los defectos normativos que afectan al sector industrial, exportador y minero.

Una de las incongruencias normativas observadas fue en lo referente a la minería metálica y no metálica, pues el “fuerte” de Cochabamba es la minería no metálica. Otro tema de preocupación es el formulario 101, usado para el control de la comercialización de minerales, extendido discrecionalmente, a criterio del sector, fomentando la comercialización ilegal pues incluso los avasalladores tienen acceso a este documento.

También te puede interesar: Empresarios privados satisfechos con liberación de exportaciones

Uno de los aspectos centrales que se analizó fueron los detalles exigidos en la matrícula de comercio y las exigencias para especificar el giro de las empresas ante el Servicio de Impuestos Nacionales.

A la reunión asistió el Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales (SENARECOM), Servicio Geológico Minero (SERGEOMIN) y la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM) en una mesa técnica abordaron las preocupaciones de las Cámaras de Industria, Exportadores y Minería de Cochabamba.

 

Compártelo en redes sociales