ECONOMÍA

Red Uno Digital.-  Los daños ocasionados por los fuertes vientos, de más de 100 kilómetros por hora, son económicamente cuantiosos, destrozaron 60 hectáreas de plantaciones de banano, afectando económicamente a 2.000 mil productores, siendo Shinahota el municipio más afectado.

“Hemos hecho una cuantificación de daños y es entre 50 a 60 hectáreas dañadas con un valor económico cuantioso. Para que los productores sean apoyados, estamos pidiendo algo de fertilización y también el tema de reposición económica en los daños causados por este desastre natural, las pérdidas económicas son fuertes” explicó el presidente de la Camara Agropecuaria de Cochabamba (CAC) Jhasmany Medrano.

Similar situación se atravesó el 2017 cuando unas 613 hectáreas de productos agrícolas fueron afectadas por vientos fuertes, registrados entre el 18 y el 19 de enero. La situación en esta gestión preocupa al sector agrícola porque es el segundo golpe que afrontan, ahora solicitarán ayuda a la Gobernación y Gobierno Central.

 

También te puede interesar: Productores Lecheros de Cochabamba regalaron leche como protesta

Compártelo en redes sociales