INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Eran las 2.18 minutos de la tarde en Estados Unidos y 200 millones de móviles sonaron a la vez tras recibir esta alerta presidencial de forma casi simultánea. Pero no, no había ninguna emergencia nacional. Era solo un ensayo ante una posible catástrofe.

El Congreso estadounidense ha fijado los límites legales para enviar esos mensajes. Sólo en caso de un ataque con misiles, un atentado o un desastre natural. Un sistema de alerta que también tiene sus detractores, ya que no es una opción el poder recibirlos.

Millones de celulares en Estados Unidos emitieron este miércoles un pitido molesto de forma casi simultánea mientras sus pantallas mostraban un mensaje que decía en letras negritas “Alerta Presidencial”.

La prueba, que se realizó en todo el territorio del país, estuvo a cargo de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), que es el organismo que estará directamente en control del sistema en el caso de que efectivamente el presidente decida emitir una alerta.

También le puede interesar: Asistentes de Trump roban documentos de su escritorio “para proteger el país” y lo llaman “idiota”

Compártelo en redes sociales