INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Una serie de escándalos por filtración de datos de usuarios de Facebook han desencadenado en un intento de la directiva, por destronar a su fundador de la presidencia de la red social más poderosa del planeta. 3 mil millones de dólares en acciones de Facebook, les ha dado a seis grandes inversionistas para intentar prescindir del empresario de 34 años.

También le puede interesar: Facebook controla incluso los movimientos del ratón

Hace un mes se reveló que Cambridge Analytica compró los datos sobre el perfil sicológico, de 87 millones usuarios de Facebook, que se filtraron con el objetivo de influir en el voto de los ciudadanos norteamericanos durante la campaña de Donald Trump en 2016, por cuya consultoría el magnate pagó 15 millones de dólares.

Mark Zuckerberg pidió perdón en Europa pero no fue suficiente. Los accionistas argumentan  que el CEO de Facebook no rinde cuentas a nadie, lo que definitivamente no ha funcionado. La estructura accionarial de Facebook es otra de las polémicas, ya que blinda a Zuckerberg y ya que posee el 75% de las acciones de Clase B, que tienen 10 veces el poder de voto de las acciones de Clase A.

Compártelo en redes sociales