INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- El presunto líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Lorera, enfrentará desde este lunes 5 de noviembre el juicio por narcotráfico, casi dos años después de su arresto en México en enero de 2016, y  tras ser extraditado a EEUU, ya que en su país, se había escapado de prisiones de máxima seguridad en dos ocasiones.

El gobierno mexicano impuso una condición para la extradición: Que no se le sufiera la pena de muerte, sin embargo la condena a que podría afrontar el Chapo es la cadena perpetua, bajo la acusación de once delitos, entre ellos, dirigir una empresa criminal, distribuir droga y estar vinculado con decenas de asesinatos.

El juicio, que puede durar más de tres meses, está marcado por las enormes medidas de seguridad que se van a desplegar en los alrededores de la corte, además de la protección de los testigos y el jurado.

La selección del jurado es el primer paso del proceso que se hará fuera de la vista pública y con la admisión limitada de periodistas.

También le puede interesar: Mientras El Chapo está en la cárcel, así es la vida de su esposa Emma

Compártelo en redes sociales