INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- El mayor viaducto del mundo en mar abierto y una de las obras faraónicas de China se inauguró el martes con la asistencia del presidente Xi Jinping, para consolidar la integración de China continental con Hong Kong y Macao, al fin se pone en funcionamiento luego de años de retrasos y presupuestos y de cobrarse la vida de una veintena de trabajadores y más de 600 heridos a lo largo de los nueve años de construcción.

El monstruo arquitectónico fue erigido con 400.000 toneladas de acero, ocupa 55 kilómetros de longitud, 30 kilómetros en mar abierto y 6,7 en un túnel subterráneo instalado en las aguas del sur de China apto para permitir el paso de buques con mercancías.

Es considerado como un eje clave del plan de China para fortalecer la industria y el comercio del Delta del río Perla, un área de 56.500 kilómetros cuadrados que abarca a 11 ciudades y más de 68 millones de personas, el nuevo enlace financiado por las tres ciudades -ha costado 16.000 millones de euros- atenderá tanto la demanda de tráfico de carga como de pasajeros.

La complejidad de construir en mar abierto fue también la causante de los retrasos y los gastos no previstos, según justificaron fuentes oficiales de Hong Kong.

El puente, para el que se han tenido que levantar gigantescos pilares, islas artificiales y 6,7 kilómetros de túneles submarinos, reducirá la distancia entre las tres ciudades de más de 3 horas a unos 30 minutos.

También le puede interesar: Caso colapso del puente Independencia: Castellanos rechaza propuesta de la empresa Álvarez

Compártelo en redes sociales