INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- El sacerdote italiano Paolo Glaentzer de 70 años fue arrestado tras ser sorprendido tratando de abusar de una niña de 11 años en un vehículo, y justificó su acción diciendo que fue “el diablo” que le puso “una zancadilla”.

“Hay simpatía mutua con la niña, cuando me enteré de que tenía 11 años… yo creí que tenía al menos 15”, ha explicado el representante de la Iglesia católica de 70 años, quien ha admitido que “fue una estupidez por mi parte” y expresó “siento mucho lo que sucedió”.

“He cometido un error, lo admito, Nuestro Señor lo considerará, Él es capaz de hacerlo”, ha declarado Glaentzer quien, a pesar de haber vivido “muchas situaciones que parecían no tener escapatoria”, considera que “quizás esta sea una de las peores”, tiene “plena confianza en Jesús y María”.

Este caso se suma a otros escándalos recientes, como las acusaciones de pedofilia contra el ‘número tres’ del Vaticano o los abusos sufridos por más de medio millar de niños en el coro dirigido por el hermano del papa Benedicto XVI.

También le puede interesar: Papa Francisco defiende a obispo acusado de encubrir pedofilia

Fuente: RT

Compártelo en redes sociales