INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- La senadora Cristina Kirchner pidió la nulidad de la causa en la que se investiga el presunto pago de coimas en el gobierno kirchnerista y presentó tres escritos en los que recusó al juez Claudio Bonadio y al fiscal Carlos Stornelli, durante su audiencia de este lunes, aparición en la que se rehusó a contestas preguntas a los medios.

La ex presidenta hizo una serie de publicaciones en su cuenta en la red social Twitter en la que da detalles de los documentos que presentó este lunes para desestimar el caso de corrupción en el que se le acusa de haber recibido pago por parte de empresas durante su gobierno.

Desde el 10 de diciembre de 2015 me armaron seis causas penales y todas ellas fueron radicadas en Comodoro Py. De las seis, cinco fueron iniciadas e impulsadas por Bonadío. ¿Milagro? No. ¿Forum shopping?” escribió en uno de los tuits sobre el caso.

También le puede interesar: Escándalo en Argentina: Citan a Cristina Fernández de Kirchner a declarar por corrupción

Tras presentar los escritos, que fueron difundidos por la ex presidenta en sus redes sociales, agregó que existe una “decisión política del Poder Judicial -en su más alta expresión- en coordinación con el Poder Ejecutivo y los medios hegemónicos, para ungir a Bonadío como brazo de persecución contra mi persona”.

Se inaugura así una nueva categoría jurídica que excede la del Juez parcial o “no Juez” que enseñaba Baigún: se trata del Juez enemigo, actor principal del #Lawfare“, continuó.

Por primera vez, Cristina Kirchner pisó los Tribunales de Comodoro Py acusada directamente como responsable de comandar un sistema de coimas mientras era presidenta de Argentina. Esta asociación ilícita, como la calificó el fiscal Stornelli, habría movido fondos ilegales por unos 200 millones de dólares en diez años.

La mandataria llegó a las 9:35 acompañada por uno de sus abogados, Carlos Beraldi, e ingresó por una de las calles laterales. Vestida en tonos marrones, no realizó declaraciones y se dirigió directamente al cuarto piso, donde se encuentra el despacho del juez Claudio Bonadio, en medio de un importante dispositivo de seguridad.  La senadora estuvo casi 2 horas en los Tribunales del barrio de Retiro: se retiró a las 11:13, en silencio, tal como había ingresado.

Compártelo en redes sociales