INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Una manifestación xenofóbica en Costa Rica, resultó con 44 personas detenidas y el decomiso de bombas molotov, machetes y cuchillos que portaban los manifestantes, quienes insultaron y agredieron a los nicaragüenses que emigraron de su país por la crisis sociopolítica que existe en contra del Gobierno de Daniel Ortega.

En un principio la manifestación se hacía llamar pacífica y nacionalista y aparentemente pretendía recuperar y plantar una bandera de Costa Rica en el parque La Merced, un sitio de reunión de nicaragüenses en el centro de San José.

Con los flujos migratorios que se están presentando debido a la crisis que vive Nicaragua desde abril y tras el asesinato de una turista española el pasado 4 de agosto, aparentemente a manos de un nicaragüense indocumentado, se exacerbaron los comentarios xenofóbicos en redes sociales, generando rechazo en algunos habitantes de Costa Rica hacia los migrantes de Nicaragua, exigiendo la salida del país y el cierre de fronteras.

El único dato tangible es el trámite de al menos 20.000 solicitudes de refugio, aunque el Gobierno costarricense afirma que el 80 por ciento corresponde a nicaragüenses que vivían en Costa Rica de manera irregular desde antes de la crisis y que pretenden regularizar su situación migratoria.

También te puede interesar: Nicaragua: Daniel Ortega se aferra al poder hasta 2021

La manifestación xenofóbica de este sábado, en el que se escuchó a personas decir que no hay trabajo, ayudas sociales ni atención médica para los costarricenses por culpa de los nicaragüenses, ha encendido las alarmas de las autoridades y ha sido condenada por organizaciones como la ONU.

PRONUNCIAMIENTO DE LA ONU

Condenamos contundentemente toda violencia que afecte a civiles y expresamos nuestro apoyo al Estado Costarricense en su actuar contra cualquier grupo que ponga en peligro la paz social del país con expresiones o actos de violencia y xenofobia, dijo en un comunicado la representante del Sistema de Naciones Unidas en Costa Rica, Alice Shackelford.

En 2016 Costa Rica atendió a más de 30.000 cubanos, haitianos y africanos irregulares que quedaron varados por meses en este país debido a que el Gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua les impidió el paso por territorio nicaragüense en su ruta hacia Estados Unidos.

Sin embargo, no es hasta ahora que la xenofobia y el racismo que se aprecia en redes sociales se materializa en una protesta en las calles y en hechos de violencia.

El Gobierno ha condenado las expresiones de odio hacia los inmigrantes y está previsto que el presidente Carlos Alvarado se dirija hoy al país para referirse a este tema.

 

Compártelo en redes sociales