INTERNACIONAL

Red Uno Digital.- La policía regional catalana, los mossos d’Escuadra, informó sobre la detención de un vigilante de seguridad, experto tirador, que supuestamente pretendía llevar a cabo el magnicidio contra el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

El sospechoso fue identificado como Manuel Murillo Sánchez, de 63 años fue arrestado hace tres semanas y puesto en prisión preventiva, según una exclusiva del diario Público, que reveló que planeaba atentar contra el presidente como “venganza por la exhumación de los restos del dictador español Francisco Franco”. Murillo figura como campeón del club de tiro olímpico del Vallés.

Según el diario Público, el sospechoso que posee licencia de armas por su profesión y afición, no tenía antecedentes policiales y había empezado a buscar cómplices para lograr su objetivo en un chat de Whatsapp donde denominaba al jefe del ejecutivo español “rojo de mierda”.

Precisamente la voz de alarma la habría dado una usuaria de este chat, cuando comprobó que Murillo pasaba de atacar verbalmente al presidente a pedir ayuda logística para perpetrar un atentando contra él, pidiendo que le asistieran para tener acceso a su agenda y localización.

Registro de su domicilio

Según el medio que ha dado la exclusiva, las fuerzas de seguridad procedieron al registro de su domicilio el pasado 19 de septiembre. En él hallaron 16 armas de fuego largas y cortas, entre las que se incluían un fusil de asalto militar Cetme, un subfusil ametrallador y cuatro rifles de altísima precisión. Asimismo, en su vehículo encontraron dos pistolas, una de ellas modificada e ilegal.

También le puede interesar: Hillary Clinton y Barack Obama eran el objetivo de un atentado con explosivos

Compártelo en redes sociales