INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Los familiares del diputado Juan Requesens denunciaron este lunes que el opositor sigue “desaparecido” desde que fue detenido en su casa la noche del martes y posteriormente acusado por el Gobierno como presunto responsable del atentado fallido contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Mi hijo no es ningún preso, ni ningún secuestrado, para mí mi hijo sigue desaparecido, yo no lo he visto, ni lo he palpado ni lo he abrazado, ni los abogados“, dijo a periodistas Juan Guillermo Requesens, padre del legislador, durante un acto de solidaridad en el este de Caracas al que asistieron un centenar de personas.

También le puede interesar: El Supremo de Venezuela ordena detención del opositor Julio Borges por atentado contra Maduro

Funcionarios del gobierno venezolano presentaron el viernes una cinta de video que, según dicen, demuestra la participación de la oposición en un intento por asesinar al presidente Nicolás Maduro con drones explosivos en un mitin el fin de semana pasado.

La cinta muestra al diputado detenido Juan Requesens acusando al ex diputado de la oposición, Julio Borges de pedirle ayuda para que el sospechoso Juan Monasterios cruzara la frontera de Venezuela a Colombia.

Borges, el ex presidente del Congreso, se encuentra actualmente en Bogotá, Colombia, por lo que Venezuela ordenó su arresto y ha solicitado su extradición al gobierno de Iván Duque, por presuntamente estar involucrado en el plan de magnicidio.

El pasado sábado (4 de agosto), drones volaron sobre una concentración militar presidida por Maduro en el centro de Caracas. Explosivos a bordo de los aviones no tripulados detonaron, hiriendo a siete oficiales militares y enviando a los asistentes a buscar refugio.

El gobierno dijo que el incidente fue llevado a cabo por 11 sicarios reclutados durante las manifestaciones contra Maduro y entrenados a través de la frontera porosa con Colombia. Las autoridades dijeron que los financieros en Bogotá y Florida prometieron al grupo $ 50 millones y una estadía en los Estados Unidos a cambio de matar a Maduro.

Los enemigos del gobierno dijeron que el socialista Maduro está usando el incidente para sofocar la disidencia y consolidar su poder en la nación rica en petróleo que sufre de escasez de alimentos, hiperinflación que destruye los salarios y frecuentes cortes de energía.

Compártelo en redes sociales