INTERNACIONAL

Red Uno de Bolivia.- No tuvo límites. Un hombre de 48 años, identificado como Duane Youd, murió en el acto tras estrellar su avioneta contra su casa en Payson, Estados Unidos. Horas antes, había sido detenido por la policía local por agredir a su esposa.

La oficial de Payson, Noemi Sandoval, informó que la mujer y un menor de edad se encontraban en el domicilio, pero lograron escapar de las llamas y sobrevivir al ataque de Youd. El hombre estrelló la avioneta de una compañía para la que había trabajado en el pasado contra su vivienda la madrugada de este lunes, de acuerdo a Sandoval.

Duane Youd fue arrestado la tarde anterior, después de que varios vecinos denunciaran que había agredido físicamente a su esposa, Sandy Youd, aunque fue puesto en libertad tras pagar una fianza de 1.850 dólares, según la ficha de detención.

Te puede interesar: Mira el impactante video del desplome de un muelle en pleno concierto

En cuestión de horas, Youd fue a un aeropuerto a menos de 30 kilómetros de su casa y manejó la avioneta directamente hacia su barrio para estrellarla contra su domicilio, explicó el agente Spencer Cannon, de la oficina del sheriff del condado de Utah.

Las fotos y vídeos que aparecen en las redes sociales muestran los restos del aparato, parcialmente carbonizado, y las quemaduras que sufrieron la fachada y el garaje del inmueble del matrimonio. La localidad de Payson cuenta con aproximadamente 20.000 habitantes y está situada a unos 95 kilómetros al sur de Salt Lake City, la capital de Utah.

Este suceso ocurre días después de que un hombre robara un avión vacío en el aeropuerto de Seattle, uno de los más concurridos del país, para supuestamente suicidarse estrellándolo. En ese caso, el autor del robo fue Richard Russell, de 29 años, que trabajaba desde hacía tres años y medio en la compañía Horizon Air, subsidiaria de Alaska Airlines, como personal de tierra, ayudando con el transporte del equipaje.

El FBI aún está tratando de averiguar cómo el hombre pudo robar un avión de la aerolínea para la que trabajaba y despegar del aeropuerto sin que nadie le detuviera.

 

Compártelo en redes sociales