INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- El famoso narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, cuyos preparativos para el juicio iniciaron esta semana, ha rogado al juez que lo deje abrazar a su esposa, la joven estadounidense Emma Coronel Aispuro.

Mariel Colón Miró, abogado del caso, dijo que su defendido solo quiere “un breve saludo momentáneo“, luego de dos años en aislamiento en una cárcel de Estados Unidos. Permitir “un abrazo con la barandilla entre ellos no supondría una amenaza para la seguridad”, resume el texto presentado, sin embargo aún no hay respuesta a la solicitud.

Según él se trata de un “gesto humanitario” con el narcotraficante, acusado de varios asesinatos a sangre fría. “Es bien sabido que el confinamiento solitario tiene un efecto negativo en la cordura de una persona“, dijo.

El Sr. Guzmán ha estado confinado en una celda muy pequeña sin ventanas durante 23 horas al día de lunes a viernes y las 24 horas del día durante el fin de semana. A excepción de las visitas legales, el Sr. Guzmán ha estado completamente aislado. Como resultado, la salud mental y emocional del Sr. Guzmán se ha deteriorado“, explica el documento presentado ante la Corte.

Es sumamente preocupante que el deterioro de la salud mental y emocional del Sr. Guzmán pueda llevar a que sea un problema potencial en cuanto se trate a su capacidad para ayudar efectivamente en su defensa”, agrega.

Guzmán se ha declarado inocente de liderar el cartel de Sinaloa y de los cargos por violencia en territorio mexicano y estadounidense que se le imputan.

También te puede interesar: Mientras El Chapo está en la cárcel, así es la vida de su esposa Emma

Coronel Aispuro, de 29 años, nació en Los Ángeles, California, pero creció en Angostura, un pueblo en el Estado de Sinaloa, México. Es modelo y fue Reina de belleza en 2007 en Canelas, estado de Durango.

Compártelo en redes sociales