INTERNACIONAL

Red Uno de Bolivia.- Matías Messi (36), el hermano mayor del astro argentino futbolístico Lionel Messi, fue condenado a dos años y seis meses de prisión por el delito de portación de armas, pero sin cumplimiento efectivo.

La condena no contempla el ingreso en prisión del hermano del delanterio del Barcelona, ya que según ha manifestado el fiscal Lucas Altare al diario Clarín, “no se pudo determinar que haya portado el arma con fines ilícitos” y que “recibió una condena condicional de dos años y seis meses, se comprometió a no cometer nuevos delitos durante cuatro años”. 

Esta resolución parte de un incidente rodeado de cierto misterio que se remonta al pasado 1 de diciembre. Aquel día, Matías Messi, conocido en la zona de Argentina en la que reside, por sus relaciones con los bajos fondos de la zona, atracó con una lancha en el club de pescadores de la localidad argentina de Fighiera con el rostro ensangrentado y presentando diversos cortes.

Te puede interesar: Comentarista español: Lionel Messi “está en un manicomio” y “vive su peor pesadilla” con Argentina

FELIZ 2018 !! 🎆🎆

Una publicación compartida de Leo Messi (@leomessi) el

Al vigilante privado que le vio en ese momento le dijo que había chocado contra un banco de arena mientras navegaba por el río Paraná y que eso le había causado los cortes que presentaba en el rostro. La explicación no convenció al guardia, que al comprobar que la cubierta de la lancha estaba llena de restos de sangre avisó a las autoridades.

La condena que se conoció este jueves es la consecuencia de este incidente. El acuerdo abreviado al que llegaron los abogados de Matías Messi con la fiscalía, recoge que aunque no tendrá que ingresar en prisión, tampoco podrá salir de Argentina y deberá trabajar ocho horas mensuales en la escuela de fútbol Los Leones, de su ciudad natal.

Este no es el primer incidente del hermano de Lionel Messi. Cuando tenía 18 años estuvo involucrado en una causa de robo. En 2001 y 2002 fue denunciado por amenazas. En 2008 Matías Messi fue detenido durante nueve horas por llevar arma de fuego sin permiso legal. En 2015 se negó a entregar los papeles del vehículo en el que viajaba por Rosario en un control de policía y un testigo afirmó haberle visto con un arma que finalmente no se la encontraron a él sino en la casa de un vecino.

 

Compártelo en redes sociales