INTERNACIONAL.

Red Uno Bolivia.- En Omaui un pequeño pueblo de Nueva Zelanda, su Consejo busca introducir una legislación para controlar la población de gatos, esto con el objetivo de proteger la vida silvestre. Esta polémica medida la sustentan con videos que muestran a los felinos atacando aves, insectos y reptiles en el área.

Gato cazando conejo.

Te puede interesar: ¿Gatos con mal genio?. Esta es la razón

A esto os propietarios de gatos en el pueblo de Omaui tendrían que castrar, poner microchip y registrar a sus mascotas ante las autoridades locales. Pero si el gato muere o si alguien en la comunidad desea tener uno, no estarán autorizados a conseguirlo.

Bajo el plan, cualquiera que no cumpla con la prohibición recibiría un aviso antes de que las autoridades le quiten a la mascota, pero solo como un último recurso absoluto. Por su parte, los residentes del pueblo dijeron a los medios locales que estaban “conmocionados” y “engañados” por la prohibición propuesta y se han comprometido a resistirse.

Por otro lado, los amantes de los gatos en páginas de Facebook reaccionaron airadamente ante las noticias y señalaron que los venenos, los automóviles y los humanos también dañan a las especies nativas.

Los residentes locales tienen hasta fines de octubre para registrar sus objeciones al plan de Environment Southland.

 

 

Compártelo en redes sociales