INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- El juez del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional,  Richard Concepción Caruhancho determinó 36 meses de prisión preventiva para Keiko Fujimori la noche del miércoles por el presunto delito de lavado de dinero, y a quien el juez señaló como cabecilla de una organización criminal manejada en el partido Fuerza Popular, el cual dirige, por el uso de grandes cantidades de dinero usadas para beneficio personal, específicamente en su campaña de las elecciones presidenciales de 2011.

La hija del expresidente Alberto Fujimori podría enfrentar de diez años hasta 20 años de cárcel por las acusaciones hechas por Concepción, quien asegura tener “graves sospechas” de que la líder de oposición había ordenado a su partido cometer el delito para financiar su campaña presidencial.

Al escuchar la determinación del juez Keiko abrazó a Mark Vito, su marido y principal apoyo, y quien declaró que su esposa ha sido víctima de “un linchamiento público y exprés” por parte del juez y el fiscal.

También le puede interesar: Alberto Fujimori: “Quiero pedir una sola cosa, por favor, no me maten”

Compártelo en redes sociales