INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Las anotaciones de Oscar Centeno sacudieron este martes al mundo de la política y del empresariado con una ola de detenciones, allanamientos y citaciones judiciales que emprendió la Justicia de Argentina desde la tarde del martes en el que la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner fue llamada a declaración indagatoria para el 13 de agosto.

Trece ex funcionarios involucrados con el gobierno de Cristina y seis empresarios de la construcción, quedaron detenidos por orden del juez Claudio Bonadio, en una nueva y escandalosa investigación por presuntos sobornos millonarios y corrupción a través del transporte de bolsos con dinero en efectivo entre 2005 y 2015 vinculada al gobierno kirchnerista, conocida como “los cuadernos de la corrupción K”. Varios funcionarios de su confianza, como Oscar Parrilli y Julio De Vido, y el ex juez Norberto Oyarbide, entre otros, fueron llamados a indagatoria.

También le puede interesar: Juez procesa con prisión preventiva a Cristina Fernández

La causa se sustenta a partir del contenido de ocho cuadernos manuscritos que, de acuerdo a la investigación judicial, pertenecían a Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta. En ellos se detallan direcciones, cifras, fechas, nombres y movimientos de funcionarios y empresarios. Supuestamente, unos y otros se encontraban regularmente para entregar y recibir bolsos con millones de dólares provenientes de coimas en contratos públicos de construcción y energía. Las anotaciones de Centeno fueron hechas públicas por el diario La Nación y sacudieron este martes al mundo de la política y del empresariado.

Oscar Centeno, ex chofer de Baratta

En una medida sin precedentes, Bonadio ordenó 51 operativos simultáneos de allanamientos, que incluyeron 34 inmuebles de empresas de primera línea y se esperan más allanamientos para los próximos días.

Centeno está detenido desde este martes, y en la mañana del miércoles ingresó a la Unidad Penitenciaria 29 de Comodoro Py para ser indagado por el juez Claudio Bonadio y el fiscal Stornelli. Según confirmaron a Clarín, se le ofrecerá acogerse al programa de imputado colaborador. Después de ser acusado por la Fiscalía de ser parte de una gran asociación ilícita que se dedicó al pago y cobro de retornos, por una cifra que la Justicia estima más allá de los 160 millones de dólares.

El juez Claudio Bonadio (Rolando Andrade)

Roberto Baratta era el secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación, es decir la mano derecha de De Vido, el ministro que más presupuesto manejó en los 12 años del gobierno de los Kirchner y que actualmente se encuentra detenido.

Durante diez años, Oscar Centeno anotó en 8 cuadernos el detalle de los nombres y cifras en torno a las coimas. El primero va del 23 de marzo al 16 de octubre de 2005 y el último del 2 de junio al 3 de noviembre de 2015. Entre octubre de 2010 -luego del fallecimiento de Néstor Kirchner-, y el año 2013, Centeno dejó de escribir. En 2013, retomó las anotaciones.

Así detuvieron a Roberto Baratta, en un operativo ordenado por el juez Claudio Bonadio, en su domicilio particular. (Clarín)

​Según lo que se desprende de los cuadernos aportados por LN, Baratta iba cada semana a la quinta de Olivos para recibir la información sobre a quién cobrarle. Asimismo, las cifras que se retiraban ya habían sido acordados con De Vido o con Néstor Kirchner, en tanto los valores que eran menores a 2 millones de dólares eran entregados a Daniel Muñoz en la casa de los Kirchner en la calle Juncal.

Fuente: El Clarín

Compártelo en redes sociales