INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Cuando un insecto te muerde ¿Te duele y te quejas, verdad?, la misma reacción tiene una planta cuando es mordida, pese a que ésta no tiene un sistema nervioso. Así lo confirma un estudio realizado por botánicos, microbiólogos y bioquímicos, quienes además aseguran que esa reacción tiene como función activar un sistema de ‘defensa’, propagar y compartir el ‘dolor’ con otras plantas.

Según un resumen del ensayo escrito por dos biólogas de la Universidad de Wake Forest (Carolina del Norte). “Las plantas son estacionarias y no pueden escapar de los herbívoros, de manera que deben responder con defensas químicas para disuadirlos y reparar el tejido dañado“, afirman las autoras.

También te puede interesar: ¡Un hallazgo inusual, un insecto con gusto por el arte!

El botánico Simon Gilroy expresó lo siguiente: “Sabemos que hay un sistema de señales sistémico y que, si hieres (a la planta) en un punto, el resto de la planta desencadena sus respuestas defensivas, dijo. Pero no sabíamos qué había detrás de este sistema”.

Los videos grabados por los científicos permiten apreciar que la carga eléctrica, en forma de ondas de luz transmitida por los iones de calcio, se propaga desde el foco del daño hasta el resto de la planta a una velocidad de un milímetro por segundo.

El equipo empleó unas proteínas fluorescentes para poder observar las señales a medida que se extendían por las plantas en respuesta al estrés. Al propagarse la onda, el nivel de las hormonas defensivas en la región dañada aumenta, establecieron los investigadores. Admiten que el sistema de defensa puede variar entre distintas especies.

Compártelo en redes sociales