INTERNACIONAL

Red Uno de Bolivia.- La situación se agrava. Dos jóvenes murieron en un ataque de fuerzas del gobierno de Nicaragua contra una iglesia en Managua, donde están atrincherados desde el viernes decenas de estudiantes que protestan contra el presidente Daniel Ortega, en un conflicto que deja más de 270 muertes en tres meses.

“Nos están diciendo que tenemos dos fallecidos y varios heridos”, declaró el cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes, al llegar a las afueras de la parroquia con el nuncio apostólico, Stanislaw Waldemar Sommertag, para mediar por la liberación de los estudiantes.

Los dos jóvenes murieron de disparos en la cabeza, uno de ellos dentro de la parroquia y el otro desangrado en una barricada. El cuerpo de este último no pudo ser recuperado por sus compañeros durante el ataque, según testigos.

Te puede interesar: Ante la crisis en Nicaragua Ortega ofrece adelantar elecciones presidenciales

La autoridad pide al gobierno de Ortega, quienes son los únicos responsables de estas acciones, detener esta masacre en contra de las personas dentro de la parroquia. 

La comitiva eclesiástica llegó para mediar por la liberación de los estudiantes y evacuar a los heridos de la parroquia Divina Misericordia, ubicada en el suroeste de la capital.

En Managua, policías y paramilitares tenían sitiada, bajo constante ataque, la iglesia Divina Misericordia, donde están refugiados decenas de estudiantes que estaban atrincherados en la UNAN. Reportes de últimas horas de la noche señalaban que la evacuación inició, sin conocerse aún el paradero de los heridos.

“Por favor ayúdennos”, “Aquí morimos todos”, “Mamá, perdóname, lo hice por mi patria”, dicen jóvenes de la UNAN desesperados en varios videos que circulan en las redes, en los que se oyen ráfagas y se ve a muchachos agachados detrás de las trincheras antes de refugiarse en la parroquia.

 
 

Los ataques ocurrieron durante una jornada de paro laboral opositor, el segundo en tres meses de protestas contra Ortega que dejan unos 270 muertos, unos 2.000 heridos y medio millar de detenidos.

“Es urgente que cesen de inmediato los ataques que en este momento suceden en Monimbó, Masaya, contra estudiantes de la UNAN y la Iglesia“, escribió en Twitter la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, pidió a las autoridades dejar entrar a la Universidad a expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

 

Compártelo en redes sociales