INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- El pasado miércoles, las autoridades de Grecia anunciaron que su popular burro costero se limitará a los turistas que pesen menos de 100 kilogramos o una quinta parte del peso corporal.

Como parte de las nuevas regulaciones establecidas por el Ministerio de Desarrollo Rural y Alimentación de Grecia, los animales “no deben cargarse con un peso excesivo por su tamaño, edad o condición física”.

Los propietarios también deben asumir la responsabilidad de su condición, asegurándose de que la salud de los burros, estaciones de trabajo y suministro de alimentos y agua estén bien mantenidos, limpios y libres de infecciones. “Bajo ninguna circunstancia se deben usar burros si no son aptos para el trabajo, es decir, animales enfermos, heridos o en un embarazo avanzado“, indican las nuevas normas.

También te puede interesar: 60 personas mueren por incendio forestal Grecia: Familias mueren abrazadas

Santorini tiene un terreno empinado y, a menudo, se requiere que los burros viajen por caminos demasiado estrechos para los automóviles. Los activistas también se han quejado sobre el trato que les dan sus dueños.

Las imágenes de turistas con sobrepeso que montan a los animales provocaron una reacción violenta en las redes sociales en julio, y una petición en la que se pedía el fin de su uso como transporte recibió más de 100.000 firmas.

A pesar de esta nueva normativa, los activistas en defensa de los derechos de los animales indicaron que este gesto “no evitará el sufrimiento diario” soportado por los animales.

Compártelo en redes sociales