INTERNACIONAL.

Red Uno Bolivia.- Una hazaña noble y valiente de dos trabajadores chinos, les costó el rompimiento de sus brazos. Ambos salvaron la vida de una niña de dos años, que cae desde un cuarto piso, mientras esta se encontraba al cuidado de su abuela, que por un instante salió y la dejó sola mientras dormía, sin pensar en que pronto despertaría y buscaría a sus padres, lo cual sucedió así y trató de salir por la ventana.

Te puede interesar:Niño murió ahogado al caer en pozo séptico

Afortunadamente, dos trabajadores de una fábrica aledaña vieron cómo se precipitaba por la ventana y corrieron para evitar el impacto contra el suelo.

Con sus brazos lograron amortiguar la caída y la niña solo sufrió algunas heridas leves. Sus salvadores, sin embargo, tuvieron que lamentar fracturas de brazo y de muñeca.

Los hombres, de 49 y 57 años, fueron condecorados por su valentía y premiados con 6.000 yuanes (870 dólares).

La madre de la niña también les entregó dinero a cada uno, visitó a uno de ellos el hospital y costeó el tratamiento médico. También dijo que siempre les estará agradecida y anotó sus direcciones para que su hija, cuando sea mayor, los pueda visitar y agradecerles haberla salvado.

El incidente tuvo lugar en la localidad de Liushi, en la provincia suroriental de Zhejiang.

Compártelo en redes sociales