INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- En octubre de 2017, Johnny Bobbitt Jr, un indigente de 35 años, ayudó a Kate McClure, una joven que se había quedado sin gasolina en una carretera en Filadelfia ofreciéndole sus últimos 20 dólares para que pudiera comprar gasolina. McClure, a cambio, creó una campaña en GoFundMe junto a su novio, Mark D’amico, para recaudar dinero y así ayudar a Bobbitt, pero la historia de solidaridad que se había hecho viral, va rumbo a los tribunales.

El indigente denunció que la pareja se quedó con la mayoría del dinero y éstos argumentaron que le dieron la mitad de la cantidad y que se quedaron el resto porque, según su versión, darle tanto dinero a una persona con adicción a las drogas es como “darle un arma cargada“.

Los abogados de Bobbitt aseguran que la pareja le ha dado una fracción del dinero y estiman que deben quedar unos 300.000 dólares de la campaña para su entrega al indigente. Chris Fallon, uno de los letrados, ha explicado a la cadena estadounidense que el objetivo es recuperar el dinero para que las 14.000 personas que contribuyeron a la campaña sepan dónde está lo que han depositado.

También te puede interesar: Indigente pierde la vida luego de una pelea callejera en el canal Isuto

Según ha explicado Jacqueline Promislo, las relaciones entre ambos empezaron a deteriorarse cuando con su novio le compraron una autocaravana a Bobbitt y la pusieron a la entrada de su casa en Nueva Jersey. “No fue su opción y no pudo decir nada en esta decisión“, ha explicado la abogada, agregando que no tenía acceso a comida o a dinero mientras vivía ahí.

McClure y D’Amico dan una versión distinta. Aseguran que están reteniendo parte del dinero por el bien de Bobbitt y que sus problemas con las drogas han hecho que desperdicie parte del dinero de la campaña que recibió. “Darle todo ese dinero es como darle un arma cargada. Así nunca lo va a lograr.  Lo voy a quemar [el dinero] delante de él“, dijo D’Amico al diario The Philadelphia Inquirer.

La plataforma GoFundMe asegura que está investigando la disputa. En un comunicado, explica que “cuando hay una disputa, trabajamos con todas las partes involucradas para asegurarnos que los fondos se envíen al destinatario correcto“.

Compártelo en redes sociales