INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Adam Weinberg, el joven de 26 años que perdió el sentido común en un momento de euforia, fue rescatado por sus amigos en una fiesta electrónica clandestina cuando casi muere electrocutado por un cerco eléctrico en Arizona, Estados Unidos.

Yo estaba drogado. Había tomado algo de GHB y algo de DMT para comenzar la fiesta. Luego tomé una gran cantidad de éxtasis y un montón de anfetaminas, además de algo de cocaína. Luego, alguien me eché gotas de ácido en los ojos y perdí el sentido por completo”, relató el hombre al sitio World News Daily Report.

También te puede interesar: ¡Indignación! Arranca cuero cabelludo a su ex por negarse a mantener relaciones sexuales

Weinberg se encontraba bajo los efectos del alcohol y las drogas cuando aparentemente confundió el cerco eléctrico con una pareja sexual y recibió una descarga de 220 voltios que le provocaron quemaduras de segundo y tercer grado en la parte inferior del abdomen y los genitales, así como la extracción de uno de sus testículos. Según los especialistas, el joven podrá recuperarse con cirugía reconstructiva.

Compártelo en redes sociales