INTERNACIONAL

Red Uno de Bolivia.- Con la presencia de 10 jefes de Estado, entre ellas el presidente Evo Morales, y delegaciones de 17 países y en medio de extremas medidas de seguridad, Iván Duque Márquez asumió de manera oficial como el sexagésimo presidente de Colombia.

Con 42 años recién cumplidos, el ex senador por el partido Centro Democrático se convirtió en el mandatario colombiano más joven en los últimos 70 años.

Durante su discurso la tarde de este martes, el reciente posesionado afirmó que no dará tregua al narcotráfico y los delitos como el secuestro. Anunció una reunión con las Naciones Unidas, la Iglesia Católica, y que trabajarán para incrementar el Producto Interno Bruto (PIB) del país por encima del 4.5%

“Este debe ser el Gobierno de la justicia social, que cierre las brechas entre ricos y pobres. Tiene que empezar desde la educación, que tengamos la jornada con doble alimentación, que tengamos la doble titulación entre los estudiantes. Vamos a despolitizar los hospitales públicos pensando en la equidad colectiva, vamos a reducir la pobreza”, manifestó. 

Te puede interesar: Morales exhorta a Iván Duque a dar continuidad de los acuerdos de paz en Colombia

 

Duque asumirá el poder con la idea de darle un viraje al Gobierno en algunos temas puntuales. Llega a la Casa de Nariño marcado por una tendencia de centro derecha y con un gabinete muy técnico, que no está signado como cuotas políticas de los partidos que lo acompañan.

El ex senador ganó la presidencia de la mano del Centro Democrático, el partido que gestó el ex presidente Álvaro Uribe, quien precisamente hoy estará en la tarima principal, ubicada en la entrada del Capitolio.

Este abogado de 42 años, llega a la Casa de Nariño con su esposa, María Juliana y sus hijos Luciana, Eloísa y Matías, los primeros niños que serán inquilinos de Palacio en este siglo.

Duque asume el mando de Colombia en un momento coyuntural y por eso, a partir de este miércoles, tendrá que asumir varios retos.

Compártelo en redes sociales