INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Tras un encuentro con el presidente recién electo de Brasil, Jair Bolsonaro, en la casa de Barra da Tijuca, Sergio Moro aceptó dirigir un ministerio de Justicia que aglutinará otras carteras del gobierno carioca, decisión que lo llevará a abandonar sus 22 años de magisterio.

A través de una nota oficial el jurista anunció que con ese nuevo rol se encargará de “implementar una fuerte agenda anticorrupción y contra el delito organizado”. Aclara que será “con respeto a la Constitución, a la ley y a los derechos”.

Después de la reunión personal en la cual fueron discutidas políticas para la cartera, acepté honrado la invitación. Lo hice con cierto pesar porque tendré que abandonar 22 años de magistratura“, señaló Moro en un comunicado enviado por su asesoría.

También le puede interesar: Escándalo de Lava Jato argentino salpica a dos firmas que estaban en Bolivia

Moros fue el encargado de llevar el timón del caso Operación Lava Jato desde 2014, y su nueva decisión ha suscitado críticas por parte de algunos de sus colegas, quienes lo han acusado de haberse parcializado en sus decisiones judiciales: “Dejó en evidencia que tomó partido en decisiones pasadas”.

El juez condenó a Lula en el 2017 a 9 años y medio de prisión por corrupción al hallarle culpable por recibir sobornos de la constructora OAS a cambio de favores durante su Gobierno.

Es más, la prensa local recordó declaraciones en el pasado de Moro, cuando indicaba que no era un hombre de política.


Compártelo en redes sociales