INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia. Lejos de lo que opinen sus críticos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ve pasando a la historia al nivel de Abraham Lincoln o Theodore Roosevelt y para probarlo se mandó a hacer un retrato rodeado de ilustres presidentes republicanos, el cual tiene colgado en la Casa Blanca.

La pintura fue vista durante la entrevista que el mandatario ofreció el fin de semana al programa “60 minutos”, de la cadena CBS. En la obra el magnate está sentado en una mesa, platicando alegremente con los expresidentes, entre los que también están George Bush padre, George W. Bush, Dwight Eisenhower, Richard Nixon, Gerald Ford y Ronald Reagan.

La pintura titulada “El club republicano” y realizada por el artista Andy Thomas, ha levantado críticas en redes sociales, donde ya ha sufrido “intervenciones”, como la sustitución de Trump por el globo conocido como “baby Trump”.

También te puede interesar: Donald Trump incorpora a una actriz de Disney a su equipo de prensa

 

Algunas de las críticas vienen en el sentido del mal gusto, ya que en la Casa Blanca hay obras de arte que forman parte de una colección con valor histórico y artistas reconocidos, característica que no cumple “el club republicano”, cuadro que fue regalado a Trump por un legislador republicano.

Thomas dijo a The Daily Beast que dicha pintura forma parte de una serie de obras sobre “encuentros imaginarios” y que existe una versión demócrata en la cual Barack Obama está rodeado de expresidentes como Bill Clinton y John F. Kennedy.

The Republican Club, ahora famoso, hizo despertar el ingenio de esa mente-enjambre que es Twitter. Hubo quien, por ejemplo, le quiso ver un parecido evidente con Dogs Playing Poker de Cassius M. Coolidge…

… que no es un solo cuadro, sino toda una serie.

Ya sea haciendo una lectura dictatorial de The Republican Club…

… o reivindicando el nunca suficientemente ponderado Baby Trump…

Compártelo en redes sociales