INTERNACIONALES

Red Uno Bolivia.- El Aquarius, el buque operado por  Sos Mediterranée y Médicos Sin Fronteras, navega rumbo al norte, al este de Malta y el sur de Sicilia (Italia), a la espera de autorización  para desembarcar a las 141 personas rescatadas el pasado viernes en dos operaciones en aguas del Mediterráneo. De momento, continúan sin recibir el permiso de  ningún gobierno europeo para poder atracar en puerto seguro y “lo más cercano posible”, tal y como solicitaron las organizaciones este domingo. La ONU ha hecho sonar la alarma: 850 migrantes han muerto en solo dos meses (junio y julio) en el Mediterráneo, un 28% más que en el mismo periodo de 2017.

Italia volvió a rechazar este lunes el desembarco en su territorio de la nave humanitaria Aquarius que lleva a bordo a 141 inmigrantes rescatados en el Mediterráneo y busca –sin suerte– un puerto donde atracar.

Nave ONG Aquarius con más de 141 inmigrantes a bordo: propiedad alemana, alquilada por ONG francesa, tripulación extranjera, en aguas maltesas, bandera de Gibraltar. Puede ir donde quiera, no a Italia! Stop a los traficantes de seres humanos y cómplices“, escribió en Twitter el ministro del Interior, Matteo Salvini.

Imágenes del rescate del Acuario junto a un barco de madera que transporta migrantes, a quien los activistas les suministran chalecos salvavidas.

También le puede interesar: Juez de Brasil ordena suspender entrada de inmigrantes venezolanos por vía terrestre

Un bote de rescate de Aquarius, dirigido por la organización benéfica franco-alemana SOS Mediterranee y Médicos sin Fronteras (MSF), rastreó el barco de madera durante más de seis horas creyendo que la gente a bordo estaba en peligro; sin embargo, una vez localizado, el barco que transportaba a nueve hombres y dos menores, informó a los rescatadores que no querían que se los sacara de su bote. Dijeron que habían partido del puerto tunecino de Zarzis y se dirigían hacia la isla italiana de Lampedusa. Se entregaron chalecos salvavidas y agua y galletas a los que estaban a bordo, pero los tunecinos fueron posteriormente sacados de su bote por la guardia costera italiana y casi seguramente serán repatriados.

Fuente: Reuters

 

 

Compártelo en redes sociales