INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Jamel Myles, un pequeño de nueve años que terminó quitándose la vida, después que sacara a la luz que era gay. “Mamá, soy gay”, le reveló el niño a su madre Leia Pierce, sinceridad que le brotó al menor cuando ambos iban en el vehículo familiar. “Estaba tan asustado. Y le dije: ‘Aún te amo‘”, le dijo ella mientras conducía y lo miraba por el espejo retrovisor.

Durante el verano, el niño le avisó además a la madre que quería comenzar a vestirse más como niña, dijo que entendía que ella le comprara ropa de varón, pero le aclaró que se sentía mucho más cómodo vistiendo como  niña porque se sentía orgulloso de lo que era y decidió contarle a sus compañeritos de clase del cuarto grado del Joe Shoemaker Elementary School en Denver, Estados Unidos, en el inicio de su nuevo año escolar el lunes pasado, lo que dio pie al calvario de Jamel: tuvo que enfrentar cuatro días de intenso bullying generando que el niño tome en serio la sugerencia que sus compañeros le hacían de quitarse la vida.

También te puede interesar: Familia de estudiante víctima de bullying exige justicia

“Cuatro días es todo lo que le tomó estar en la escuela. Puedo imaginar qué le dijeron. Mi hijo le contó a su hermana más grande que los niños le decían que se matara. Estoy triste de que él no viniera a mí”, dijo Leia. “Estoy enojada porque él pensara que era la única opción”.

Deberíamos tener mayor responsabilidad por el acoso escolar. Creo que los niños deberían tenerla. Porque saben que está mal. Ellos no querrían que alguien se los hiciera. Creo que los padres son responsables porque, obviamente, les están enseñando a ser así, o los están tratando de esa manera“, dijo furiosa la madre del pequeño niño.

Will Jones, vocero del Distrito Escolar, emitió un comunicado: “Los maestros de cuarto y quinto grado de Shoemaker están creando un espacio para que los estudiantes compartan cómo se sienten y procesen sus emociones después de escuchar esta noticia”.

Los maestros también están informando a los estudiantes sobre los miembros del equipo de crisis a mano para satisfacer sus necesidades socioemocionales. Todos los profesionales involucrados son conscientes de los posibles efectos que la noticia de la muerte de Jamel puede tener sobre el bienestar general de los estudiantes y el personal de Shoemaker“, concluyó.

Compártelo en redes sociales