INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia .- Tras cinco meses de discusión sobre la vida, la muerte, el Estado, el género, el sexo y la salud pública, la ley para legalizar el aborto fue rechazada por el Senado de Argentina la madrugada de este jueves, mientras que miles de personas esperaban el resultado final: 38 votos en contra, 31 a favor y 2 abstenciones.

Tras el rechazo al aborto legal en el Senado, el Gobierno evalúa impulsar la despenalización de la mujer en la interrupción voluntaria del embarazo en el proyecto de reforma del Código Penal que enviará este mes al Congreso. De ese modo no habrá que esperar al próximo tratamiento con fecha incierta para avanzar en ese paso que en la Casa Rosada consideran menos controvertido, aunque la asistencia médica garantizada por parte del Estado quedaría limitada a los casos de violación y riesgo de vida de la mujer.

La despenalización, de todo modos, quedaría a criterio de los jueces, según el proyecto de reforma de Código Penal que adelantó Clarín. Esta arbitrariedad seguramente generará una nueva polémica.

La ley se mantendrá como desde 1921, el aborto en Argentina es legal en tres casos: violación, riesgo para salud de la mujer e inviabilidad del feto. Fuera de eso, es un delito. Ni anuncios en medios internacionales ni apoyo de influyentes personalidades locales e internacionales ni lobby de grupos feministas y progresistas lograron que el Senado estuviera de acuerdo con la Cámara de Diputados, que aprobó el proyecto hace un mes.

Aunque la maratónica sesión del Senado terminó entre informaciones de posibles variantes del proyecto o una modificación del Código Penal, los promotores de la norma tendrán que esperar al menos un año para introducirlo de nuevo al Congreso. Sería el octavo intento.

 

Compártelo en redes sociales