INTERNACIONAL

RedUnoBolivia.- El presidente Michel decretó que las Fuerzas Armadas se mantengan en la frontera de Brasil con Venezuela, para garantizar el orden en medio de la crisis migratoria de venezolanos, lo que transformó la “Operación Acogida”, con carácter humanitario.

El mandatario firmó hoy, sin embargo, un decreto por el que garantiza las condiciones para que el Ejército actúe también en operaciones relacionadas con la seguridad en Roraima, uno de los estados más pobres del país y que se ha visto desbordado por el éxodo de venezolanos, según las autoridades regionales.

También le puede interesar: Juez de Brasil ordena suspender entrada de inmigrantes venezolanos por vía terrestre

Esta es la medida más contudente del Gobierno de Temer desde el comienzo de la crisis hace poco más de una semana, cuando miles de ciudadanos de Roraíma atacaron un campamento de refugiados y expulsaron a 1.200 hacia Venezuela. Desde entonces, varios políticos de la región, que se encuentran haciendo campaña para su reelección en octubre, han ido empleando discursos más y más xenófobos y atacando al Gobierno por su actitud laxa ante lo que consideran una crisis de seguridad en toda regla para los habitantes del Estado.

Compártelo en redes sociales